Considerada una de las MCs más respetadas en cualquier idioma, Ana Tijoux ha logrado establecer un estándar no sólo para las raperas, sino para el género del hip-hop a nivel global. Ahora está dando un giro drástico en su sonido y su estilo para explorar un lado más íntimo en un nuevo proyecto dedicado al amor, al corazón roto y al clásico cancionero latinoamericano que la influyó en su juventud.
Nacida en Francia durante el exilio de sus padres a causa de la dictadura militar en Chile, Tijoux comenzó su carrera a finales de los años 90 con el revolucionario trío de rap “Makiza”. Hoy en día es una solista ganadora de Grammy, mejor conocida por su fluidez y sus temas políticos. Se ha convertido en un verdadero icono para feministas, estudiantes y para la gente de izquierda de todo el mundo. Es tan común verla dando entrevistas para Al-Jazeera o Democracy Now!, como lo es verla sobre escenarios del Lollapalooza o Roskilde. Con la intención de reconectarse con sus raíces y luchar por todo un continente, se convirtió en la voz de una generación, no sólo en Chile sino también para los latinos marginados de todo el mundo.

Mientras intentaba averiguar en qué dirección llevar su música después de su exitoso álbum de 2014 "Vengo", Tijoux decidió explorar un paso atrás antes de dar su siguiente gran salto. A altas horas de la noche, junto a un buen vino chileno, Tijoux – con sus colaboradores Raimundo Santander y Ramiro Durán en guitarras acústicas- se sentaba a tocar los clásicos latinos de su juventud, desde leyendas chilenas como Violeta Parra y Víctor Jara, hasta Chico Buarque y Simón Díaz. Pronto nació un proyecto totalmente nuevo, Roja y Negro: Canciones de Amor y Desamor. Este completo giro de su sonido hip-hop ha resonado entre sus fans en Chile, donde se ha estado presentando bajo este apodo en pequeños espectáculos durante el último año. Sus actuaciones en vivo son una mezcla del cancionero clásico latinoamericano mas media docena de temas originales. Es una oportunidad para ver el lado más íntimo de una gran artista.

Y aunque a ratos el sonido es tan escueto y dramático que podría oírse una aguja caer, la base del proyecto es explorar ideas nuevas y divertirse. Los conciertos van desde las lágrimas a la risa en un santiamén. Si bien su personaje más conocido es el de “luchadora de Sudamérica”, Tijoux también es madre y amante. Su nuevo proyecto la libera de expectativas y puede expresar libre otras facetas de su vida. Con el nuevo material que se está grabando para ser lanzado durante la Primavera del 2018, Tijoux y compañía están disfrutando de un enfoque mas reducido hacia la música y hacia la vida y están ansiosos por traer este nuevo espectáculo al mundo.

Productos destacados