La novedosa apuesta de Protistas se forjó a nes de 2008, de la mano de Álvaro Solar (voz principal y gui- tarra) y Andrés Acevedo (batería y coros), a quienes posteriormente se les unió Julián Salas (guitarra y coros) y Alejandro Palacios (bajo y trompeta). Su estilo combina la fuerza de sus guitarras con ritmos pegajo- sos y líricas de alto contenido poético. Este mestizaje ha quedado plasmado en los trabajos EP1 (2009); su primer larga duración Nortinas War (Cazador, 2010), Las Cruces (Cazador, 2012), elegido como uno de los 5 mejores discos del 2012 por el sitio Musicapopular. cl, y Nefertiti (Quemasucabeza, 2014).

Desde sus comienzos, el cuarteto se ha destacado por la calidez y la entrega de sus músicos en sus shows. Rápidamente, lograron reconocimiento en destacados escenarios locales, como el Festival Circus Rock, la Feria de la Música Pulsar y el Festival Primavera Fauna en dos ocasiones (que ha reunido una gama de proyectos que va desde José González a Pulp) , lo que les permi- tió aún con una corta carrera tener el honor de abrir los shows de bandas internacionales como Warpaint, Radio Dept y Tahiti 80.

En el año 2013 tuvo lugar una gira a México y Estados Unidos, que incluyó presentaciones en los festivales Nrmal (Monterrey) y SXSW (Texas). A su regreso al país, Protistas debutó como uno de los créditos nacionales más fuertes en la tercera edición del prestigioso festival Lollapalooza en Chile.

El 2014 es el año de Nefertiti, disco donde la banda continúa por su sendero de experimentación sonora. Marcado por las temáticas de la muerte, la pérdida y las relaciones humanas, Protistas interrogan «¿Dónde van los recuerdos cuando ya no queda nadie?» en 12 canciones re exivas e intensas. Lanzado en Noviem- bre del mismo año en el Teatro Cariola de Santiago, Nefertiti ha cosechado muy favorables críticas hacia la ejecución en vivo y las líricas de Álvaro Solar. De esta placa se desprenden los singles En Mis Genes, Mi Familia, Hospital Salvador, Ojos Favoritos y Nefertiti.

La internacionalización de la carrera de Protistas sigue en 2015, año en que tuvo lugar una extensa gira por México, dentro de la cual se presentaron en los Festi- vales All My Friends (Rosarito, Baja California) y en la primera versión de Neutral en el país azteca. Durante el mismo tour, la agrupación sumó conciertos en otras ciudades como Tijuana, Querétaro, Puebla, San Luis Potosí y Morelia.

La promoción de “Nefertiti” continúo con un gran concierto en Club Chocolate. Posteriormente, a nes de noviembre,

con rman su acercamiento con las instancias masivas, presentándose en el Festival Frontera, desarrollado en el Club Hípico de Santiago. Allí rati caron todo su potencial en vivo, ante una concurrencia que llegó en buena cantidad a presenciar el espectáculo de Solar y los suyos. El año para el cuarteto cerró siendo parte del debut de los norteamericanos de Ducktails en Santiago, además del estreno del videoclip de la canción que da el nombre al disco.

Una gira por Buenos Aires a mediados de año y ser uno de los nombres protagónicos del Festival Neutral fue el broche de oro para el ciclo de “Nefertiti”. La segunda mitad de 2016 fue destinada a dar vida a las nuevas composiciones que estarán en el cuarto álbum de estudio de la banda, de ahí se desprende “Mantis religiosa”, el sencillo adelanto de este próximo material, que explora nuevas sonoridades para Protistas demostrando que es uno de las agrupaciones más atrevidas y originales en la escena independiente chilena.

Productos destacados